lunes, 16 de julio de 2012

Soneto Incierto


Quisiera, mis dedos lograran alcanzarte
Que mi ser viajara homogéneo al viento
Y en la noche sombría, susurrar mi nombre
Para que sepas, estaré ahí por siempre.

Ese día gris vi tu espalda comenzar a caminar
Mi mano extendida, trato de alcanzarte;
Pero tu cabello era humo intangible.
Te fuiste silenciosa, sumiendo mi corazón en espeso sin saber

La incertidumbre duele más que el resultado desfavorable
Si la confianza en saber que me amas fuese suficiente
No dudaría hoy; pero en tus besos había un “no”.

Bajo el agua fría que escurre por mi frente suelto mis lagrimas
Sé que volveré a verte y en tus ojos veré mi amor
En tu sonrisa una esperanza y en tus palabras otro “no”.