jueves, 5 de julio de 2012

Baile de la Quimera.

Las dos bailan sin cesar, no dejan de girar, la niña de la máscara y su madre la maldad.

No dejes que la luz se apague, no dejes de mirar, si su danza termina, al infierno te irás.

Lluvia en el campo, tormenta en cielo, ahí viene el tornado, dedo maldito de un Dios.

La luz se va de a poco, no te acerques de más, caliente, ardiente te quema, no dejes de mirar.

Haz que las dos te ignoren, déjalas bailar, que se vean una a otra y tu puedas escapar.

Su máscara es de muerte, la niña del infierno, hija de la noche, del vientre de el mal.

Su madre es insecto, fría, negra y sin rostro, larga dura y oscura, su danza anuncia el final.

Corre, escapa de prisa, pero no vuelvas la vista atrás, su ronda al clímax se acerca, las luces ya no dan más.

Una, dos y seis, la noche está en su pico, ocho nueve y diez, no queda ni un solo foco encendido.

Ambas voltean a verte, ninguna tiene ojos, las dos no tienen rostros, corre, corre si puedes, ya vienen tras de ti....

Huye, alejate o muere...

Despierta... es de día al fin...